Da Costa se lleva la victoria en medio de una agotadora batalla en Berlín

0
12973
© Gentileza Fórmula E

Antonio Felix da Costa, de DS Techeetah, se quedó con una increíble victoria en la carrera de la ronda 6 del E-Prix de Berlín presentado por CBMM Niobium. El piloto obtuvo un puntaje máximo de 30 puntos, además de marcar el punto de referencia de clasificación, conseguir la Super Pole, ganar la carrera de principio a fin y registrar la vuelta más rápida en el proceso.

El piloto portugués pasó la línea de llegada sin energía disponible restante. Detrás de él, llegaron Andre Lotterer (TAG Heuer Porsche) y Sam Bird (Envision Virgin Racing).

Al atardecer, en el circuito con diseño invertido en Tempelhof, Berlín, Da Costa largó la carrera de una manera perfecta desde la Julius Baer Pole Position, escoltado por su compañero de equipo Jean-Eric Vergne en segundo lugar.

La dupla pudo escaparse de Andre Lotterer (TAG Heuer Porsche), quien trabó al resto del pelotón mientras la carrera se acercaba a un cuarto de su recorrido. El alemán intentó hacer todas las maniobras defensivas posibles en las zonas de frenado y en el freno regenerativo para mantener atrás al resto de los contrincantes.

Antonio Félix Da Costa © Gentileza Fórmula E

Sebastien Buemi, de Nissan e.dams, ganador en Berlín en 2016 y 2017, seguía de cerca al 99X Electric de Lotterer en medio de un grupo de seis automóviles que quedaron entre el hombre de Porsche, en tercer lugar, y Lynn en el décimo puesto.

Pero al piloto suizo lo alcanzó Nyck de Vries y el hombre de Mercedes-Benz EQ se adelantó para quedarse en cuarto lugar en la vuelta nueve.

Robin Frijns (Envision Virgin Racing) dañó su automóvil en la parte frontal a la salida de la segunda curva debido a un golpe al intentar pasar a Max Guenther (BMW i Andretti Motorsport) cuando los dos peleaban por el puesto 11. Esto causó que saliera el automóvil de seguridad a la pista.

Para quienes estaban enfocados en los dos DS Techeetah que iban al frente, parecía que todo iba a seguir así cuando el automóvil de seguridad se retirara, pero la suerte cambió en la segunda mitad de la carrera.

Haciendo uso del MODO ATAQUE durante la última parte del E-Prix, Lotterer y De Vries iniciaron su batalla una vez más. El piloto de Mercedes activó la potencia adicional de 35 kW y sobrepasó a Lotterer para quedar en el tercer lugar en la vuelta 18.

Pero esta suerte no le duró mucho a De Vries, ya que se deslizó y perdió su posición frente a Lotterer y a un Sam Bird (Envision Virgin Racing) que surgió de golpe.

Mientras tanto, Stoffel Vandoorne, luchaba para avanzar por el pelotón. El belga había comenzado en el puesto 16 pero aprovechó el MODO ATAQUE para ganar terreno. Así pasó primero el BMW de Guenther en la vuelta 20 para quedar en el lugar 11 y, más adelante, logró entrar al top 10 detrás de Alex Lynn, quien, en su debut con Mahindra Racing, perdía posiciones tras un fuerte comienzo.

Vandoorne continuó su batalla y logró quedar en novena posición cuando faltaban 15 minutos para el final. Mientras tanto Massa, que peleaba con el piloto de Mercedes, se chocó con la pared y flameó la bandera amarilla en toda la pista.

Cuando se reinició la carrera, comenzó un combate cuerpo a cuerpo, pero Da Costa estaba feliz y miraba de lejos la batalla.

Su compañero de equipo, mientras tanto, perdía posiciones. Bird, Lotterer, Vandoorne, D’Ambrosio, Mitch Evans, Buemi y Guenther lo pasaron, pero, en el apuro, Evans (Panasonic Jaguar Racing) recibió un toque de Guenther, giró y terminó quedando en el lugar 15. Mala suerte para el hombre que empezó la carrera en el segundo lugar de las puntuaciones.

Vergne finalmente cayó a la posición 20 después de un atlético movimiento de Lucas di Grassi en la última vuelta. El piloto de Audi Sport ABT Schaeffler trepó por el pelotón hasta la novena posición tras haber largado en el puesto 21 en la grilla.

Da Costa conducía con total tranquilidad al frente mientras se desencadenaba la caótica final, pero cruzó la línea con lo justo porque el líder de las puntuaciones de pilotos llegó sin energía restante a la meta, aunque podía sobrevolar la línea sin problema. ¡Una victoria perfecta!

Lotterer llegó segundo, unos 5.5 segundos atrás, mientras que Bird, De Vries, D’Ambrosio y Vandoorne completaron los seis primeros lugares.

Con un máximo de 30 puntos obtenidos, Da Costa quedó a 40 puntos de Evans en las puntuaciones. Guenther subió a la tercera posición y DS Techeetah amplió su ventaja sobre BMW i Andretti Motorsport en la tabla de equipos.

«Todos suponen que tengo que ganar el título, pero me tomo bien esa presión», dijo Da Costa. «Significa que es algo importante y sí, quiero ganarlo, pero aún queda un largo camino por recorrer.

»Felicitaciones al equipo. Realmente pusimos todo de nosotros y el trabajo dio sus frutos. Me cambié a este equipo porque quería un automóvil más rápido. 

»Como ven, es rápido y estoy muy agradecido. Quería empezar a ganar en mi carrera y está ocurriendo».

El piloto portugués también rindió homenaje a su compatriota Helder Moreira, que trágicamente perdió la vida esta semana en Berlín antes del E-Prix.

Dejar respuesta