Paulo Gonçalves gana la tercera etapa y se afianza al frente del Ruta 40

0
4418
Paulo Gonçalves © HRC

Otra complicada jornada en Fiambalá donde los colores del Monster Energy Honda Team han destacado sobre la inmensidad del desierto argentino en la tercera etapa del Desafío Ruta 40. Victoria de Paulo Gonçalves y segundo lugar para Pablo Quintanilla.

La etapa de hoy del Desafío Ruta 40 estaba prevista con un total de 210,89 kilómetros de especial nuevamente en el desierto de Fiambalá, con unas características similares a las de la jornada precedente, donde el fuera-pista y la navegación por las dunas formaban parte importante del menú del día. Finalmente, y por razones de seguridad, la organización ha decidido recortar el kilometraje de la especial hasta los 141,04 km –donde se ubicaba el CP3-. Los pilotos han regresado por carretera al vivac de Tinogasta.

El más rápido del día ha sido nuevamente Paulo Gonçalves, sacando casi tres minutos a Pablo Quintanilla, principal rival en la lucha por la victoria. El portugués del Monster Energy Honda Team vuelve a liderar la carrera ahora con un minuto y 13 segundos sobre el chileno.

“Hoy salía cuarto y podía utilizar la ventaja de la posición de salida”, dijo Gonçalves. “Así que intenté acercarme a los que estaban delante y pude atraparles antes de que se cortara la especial, hacia el kilómetro 130. Salió bastante bien y la moto funcionó bien. Mañana tocará abrir pista, intentaré hacerlo bien y no perder mucho tiempo para llegar al último día con posibilidades de pelear por ganar la carrera. Llegué aquí para intentar recuperar el ritmo de carrera después de un largo periodo sin actividad y estoy contento porque voy mejorando día a día”.

Mañana jueves se disputará la cuarta etapa, con la especial más larga de la carrera, de 357,55 kilómetros de un total de 514,43 de recorrido entre Tinogasta y Villa Unión, al noroeste de la provincia de La Rioja. La característica del día serán pistas de alta montaña, a casi 4000 metros y con algunas de ellas en mal estado, con lo que habrá que estar muy atento a los peligros del libro de ruta.

Paulo Gonçalves © HRC

Dejar respuesta