Mercedes-Benz presenta en Chile el nuevo Clase A con sistema MBUX

0
8015
Nuevo Clase A © Mecedes-Benz

La nueva Clase A de Mercedes-Benz llega a Chile de la mano de la empresa Kaufmann -distribuidor oficial de Daimler en el país-, exhibiendo un renovado diseño, sumando nuevas e impresionantes tecnologías que no dejará indiferentes a sus competidores, gracias a la gran conjugación de juventud y dinamismo, pero aún con más madurez, eficiencia y confort que sus antecesores.

La cuarta generación de la Clase A propone una definición totalmente nueva de la filosofía “modern luxury” en el segmento de automóviles premium compactos, a través de un diseño interior y exterior revolucionario, así como de tecnologías vanguardistas. Ejemplos de éstas son su sistema MBUX (Mercedes-Benz User Experience) y los opcionales sistemas de asistencia a la conducción que permiten delegar ciertas funciones a la inteligencia del automóvil (Inteligent Drive).

“Las nuevas tecnologías tienen que girar en torno a las personas para hacer su vida más fácil y la nueva Clase A de Mercedes-Benz lo hace de diferentes maneras, convirtiéndose así en un verdadero acompañante donde se genera un vínculo a través de la interacción con su conductor. Por ejemplo, el sistema Mercedes-Benz User Experience responde a los requerimientos del usuario a través del control de voz, creando perfiles personales y redefiniendo el concepto de interconexión digital dentro de un automóvil”, asegura Pablo Marcos, product manager senior de Kaufmann en Chile.

Diseño exterior: estética purista
El diseño purista de la nueva Clase A con superficies acentuadas, sigue la línea evolutiva de la casa alemana apuntando certeramente hacia la deportividad, el dinamismo y la emoción. El avanzado diseño del frontal, caracterizado por el capó bajo y faros LED muy finos, aseguran una presencia con estampa. A diferencia del modelo anterior, el capó de la nueva Clase A está más inclinado hacia adelante y destaca mejor la posición erguida del dinámico frontal. Los guardafangos más amplios para llantas de entre 17 y 19 pulgadas, acentúan la deportividad de la nueva Clase A y transmiten una mayor sensación de aplomo. La baja
altura del habitáculo, así como las ópticas integradas en el parachoques trasero, de estructura modular dividida en dos secciones, acentúan visualmente la anchura de la zaga, a la vez que resaltan la zona de los hombros.

Diseño interior: la revolución digital
El habitáculo de la nueva Clase A propone una nueva definición de vanguardia y modernidad. Mercedes-Benz abre una vía completamente nueva de diseño y revoluciona desde el interior la categoría de automóviles premium compactos, con una nueva sensación de amplitud e interacción. Una de las claves de la singular arquitectura es la configuración vanguardista del tablero de instrumentos. Por primera vez se ha renunciado plenamente a una visera por encima del puesto de conducción. Gracias a esta modificación, el cuerpo básico del tablero de instrumentos con su forma de ala se extiende sin solución de continuidad entre las dos puertas delanteras. Otros aspectos destacados son los difusores de ventilación de estilo deportivo en efecto turbina y la iluminación de ambiente, como configuración opcional para las versiones que llegarán a nuestro país.

Mercedes-Benz User Experience (MBUX): interacción a un nivel superior
La nueva Clase A es el primer modelo de Mercedes-Benz para el que está disponible el innovador sistema multimedia MBUX (Mercedes-Benz User Experience). El MBUX puede personalizarse y adaptarse al usuario, por lo tanto, crea una dinámica de interacción entre el vehículo, el conductor y los pasajeros.

Otros puntos fuertes, en función del equipamiento, incluyen el puesto de conducción widescreen de alta resolución con manejo por pantalla táctil en el visualizador de medios,
la pantalla de navegación y el control de voz que se activa con la palabra clave “Hey Mercedes”. Gracias a la comprensión del habla natural, el sistema LINGUATRONIC atiende a casi cada palabra. Detecta y asimila prácticamente todas las frases relacionadas con el infoentretenimiento y el manejo interno del automóvil.

Intelligent Drive: funciones procedentes de versiones de alta gama
Por primera vez, la Clase A puede asistir la conducción en determinadas situaciones, gracias a los sistemas mejorados de cámaras y de radar que logran un alcance de hasta 500 metros. Al mismo tiempo, la Clase A utiliza los datos de los mapas de carreteras y de navegación para las funciones de asistencia. De ese modo, el asistente activo de distancia DISTRONIC del paquete de asistencia a la conducción (disponible como opcional), puede ayudar al conductor en muchas situaciones y adaptar cómodamente la velocidad del vehículo en curvas, cruces o rotondas, en función del trazado de la ruta prevista. A ello se añaden el asistente activo de parada de emergencia, un asistente activo para cambio de carril de funcionamiento muy intuitivo, otro asistente activo de punto ciego, además de la dirección inteligente que asiste en carretera, y la tecnología “Stop and Go Pilot” que opera como un asistente de frenado en situaciones de tráfico a baja velocidad.

Motorización y versiones
La nueva Clase A de Mercedes-Benz llega al mercado nacional en cuatro versiones:
– A 200 Mecánico Progressive: Exhibe un motor de 4 cilindros turbo, de 1.4 litros, con 163 CV de potencia, un torque de 250 Nm a 1.250 – 4.000 rpm y un consumo mixto homologado de 16,6 Km/L.1 Velocidad máxima 225km/hr. Cuenta con una transmisión manual de 6 velocidades.
-A 200 Mecánico AMG Line: Este modelo cuenta con un motor de 1.4 litros de 4 cilindros turbo, una potencia de 163 CV, un torque máximo de 250 Nm a 1.250 – 4.000 rpm y una velocidad máxima de 225 km/hr. Su transmisión es manual de 6 velocidades.
-A 200 Automático AMG Line: Esta versión cuenta con un motor de 1.4 litros de 4 cilindros turbo, con una potencia de 163 CV, un torque de 250 Nm a 1.250 – 4.000 rpm y una velocidad máxima de 225 km/h. Su consumo mixto es de 17,8 Km/L. Su transmisión es automática doble embrague 7G-DCT de 7 velocidades.
-A 250 AMG Line: Esta versión cuenta con una motorización de 2.0 litros con 4 cilindros turbo, con 224 CV de potencia, un torque de 350 Nm a 1.200 – 4.000 rpm y un consumo mixto de 15,1 Km/L. Velocidad máxima 250 km/hr. Su transmisión es automática doble embrague 7G-DTC de 7 velocidades.

Un aspecto muy importante a destacar en las motorizaciones de 4 cilindros turbo de 1.4 litros, es que el motor M 282 corresponde al primer motor de Mercedes-Benz que presenta desconexión de cilindros (inicialmente junto con la transmisión 7G-DCT). En el rango de carga parcial entre 1.250 y 3.800 rpm, y dependiendo del requerimiento de potencia, las válvulas de admisión y escape del segundo y tercer cilindro se cierran mediante la modificación de apertura de las válvulas. Por lo tanto, los dos cilindros restantes funcionan con cargas más altas y de manera más eficiente. Para minimizar la fricción, las paredes del cilindro se recubren con el proceso patentado NANOSLIDE®. Las faldas del pistón reciben un revestimiento Eco-Tough, un recubrimiento especial de grafito para una fricción optimizada y una alta resistencia al desgaste.

Dejar respuesta