Benjamín Israel nuevamente gran vencedor del Rally de Pichilemu

0
1692
© Daniel Halac / RallyMobil

El piloto del Monster Energy Citroën Rally Team consiguió por segundo año consecutivo la victoria de esta competencia, graduándose de astro, tras inclinar a su favor un espectacular duelo por el primer lugar, mientras que Samuel continuó con su avance para concluir octavo, y Vicente en su reenganche se ubicó en el quinto lugar en la etapa del domingo.

Benjamín Israel con su navegante Marcelo Der Ohannesian, se transformó en el dueño del “Rally de Pichilemu” al adjudicarse por segundo año consecutivo esta competencia, que inició la temporada del RallyMobil que tuvo como epicentro los caminos cercanos a este balneario de la VI Región del país.

La definición fue para infartar a los aficionados por la estrecha diferencia en los cómputos entre el ganador y su escolta Cristóbal Vidaurre que se alternaron la vanguardia general y con otro ingrediente que era la presencia del campeón Jorge Martínez, que se adjudicó algunos tramos, pero la pesada mochila de tiempo en contra por su retraso del primer día al pinchar un neumático lo dejaba sin opción a la clasificación general y sólo podía aspirar a la victoria parcial del domingo.

La etapa comenzó con el decidido ataque de Benjamín, que redujo la diferencia sabatina de 1,2 segundos de Vidaurre a siete décimas para lograr el segundo tramo quedar en la vanguardia por la mínima de ventaja de seis décimas de segundo. Todo parecía cambiar en esta estrecha lucha cuando Benjamín incrementó su ventaja a cuatro segundos. No todo estaba perdido para Vidaurre, que volvió a acortar la diferencia para

El ataque de Vidaurre con la navegación de Rubén García produjo sus dividendos, porque en el antepenúltimo tramo desplazaba a Benjamín por 1,5 segundo. Restaban los dos primes finales y la presión sobre ambos pilotos crecía en grado superlativo. Vino un ataque contundente de Benjamín para recuperar el liderato para quedar con una ventaja de 3,2 segundos para enfrentar los últimos 10,80 kilómetros de carrera. Ninguno de los dos competidores podía cometer o algún error porque significaba perder la competencia.

Vidaurre se jugó por entero. Atacó en busca de quedarse con el premio mayor, pero Benjamín ya se había graduado de astro en este curso que duró todo el fin de semana y la experiencia adquirida en la temporada pasada. Resistió con un manejo pulido, sin fallas, con dureza mental y un entendimiento con su navegante Der Ohannesian. Sólo cedió un segundo para quedarse con la victoria por 2,2 segundos.

Este duelo demostró el equilibrio conductivo entre ambos pilotos a la que se sumó Martínez. Hubo tramos que se definió por decimas y otro aspecto importante es que también Vicente Israel demostró que está en condiciones de conversar con este trío. Lo había demostrado ayer antes de su lamentable abandono al romper el radiado tras un aparatoso salto.

Benjamín celebró la victoria que lo impulsara a seguir trabajando y demostró que dispone de armas conductivas para enfrentar el torneo que tras Pichilemu orgullosamente es el líder del Campeonato Nacional de Rally y que para Concepción dispondrá de la compañía de su hermano Vicente y su primo Samuel, quien desde ayer cuando debutó en la clase R3 fue en un accionar en ascenso. La competencia penquista es importante para los pilotos del team ya que es la tierra natal de los mellizos y de toda la familia Israel.

Dejar respuesta