El FF91 de Faraday Future: el gran enigma de CES 2017

0
882

Faraday Future presentó el esperado FF 91, su primer vehículo de producción, durante la jornada inaugural para la prensa en la feria CES de Las Vegas.

Tan esperada como accidentada fue la presentación. Bautizado como el “anti-Tesla”, el fabricante que tomó la posta de Chevrolet y su Bolt para encabezar la revolución eléctrica, en algunos momentos el auto no respondió a las instrucciones que se le entregaron, como cuando se trató de mostrar el sistema de estacionamiento automático.

Aunque se están recibiendo reservas por este sedan de cuatro puertas por 5 mil dólares, no existe certeza alguna de que Faraday Future logre producir en serie tal como lo anuncia. Las obras donde habría de estar su fábrica están paralizadas y existen dudas sobre la fiabilidad de las fuentes de financiamiento de la empresa estadounidense de capitales chinos.

Construido sobre la Plataforma Variable de Arquitectura (VPA, por sus siglas en inglés) de la compañía, el FF 91 representa una nueva idea de la movilidad eléctrica que combina el performance de un súper auto, un manejo preciso, el comfort de un ultra lujoso vehículo de pasajeros, y una variedad prácticamente única de configuraciones de internet.

El FF91 está construido a partir de un monocasco en el que chasis y cuerpo son una sola forma, entregando así mejoras en rigidez, seguridad y control del vehículo. Ofrece un sistema de transmisión integral para mayor tracción y distribución precisa de poder.

La planta impulsora tiene distintas configuraciones, activando vectores de torque en tiempo real para las ruedas traseras. Esta tecnología entrega aceleración superior y mayor seguridad en el control del tren trasero al doblar o en superficies complicadas. El motor entrega 783 kW, equivalentes a 1.050 caballos de fuerza, entregando un tiempo récord de 2.39 segundos para ir de 0 a 100 km/h.

Equipado con una batería de 130 kWh, permite una autonomía superior a los 600 kilómetros, gracias a un sistema de batería de densidad desarrollado en colaboración con LG Chem. Su diseño compacto permite mayor espacio de cabina y un rápido tiempo de carga: el 50% se puede cargar en 4.5 horas.

Aerodinámico y con grandes superficies de cristal, puede cambiar de color en algunos sectores con sólo apretar un botón. Se personaliza visualizando el nombre en la columna de las puertas y con las distintas configuraciones de internet, que facilitan los sistemas de conducción autónoma, asistencia de estacionamiento y otros servicios de agenda, dirección y comunicaciones.

Sus sensores hacen que las puertas se abran de forma automática y de forma independiente, así como evitan que éstas se abran demasiado y hagan un contacto no deseado con objetos alrededor del auto.

Dejar respuesta